EL ABRAZO DEL INSTANTE

Y ahora es el sol,

quién calienta piel,

sin pedir permiso

atraviesa la ventana,

la cama

vacía en abrazos saluda,

es vieja conocida de nubes

soñadoras,

sobre frías sábanas blancas

adormecen la madrugada

bajo la luna

de una tímida mirada.

Deja un comentario