CARRERA …

Reaprender a coser sin hilo,

a reír en el borde de comisura,

de unos labios buscar la soledad,

recordar a omitir tormentas

en cada minuto.

Reaprender a sentir el sol sobre la

espalda cansada de tanta labor,

ver los maizales meciendo

melena,

los pájaros posar vuelo,

y a lealtad deslizarse por un

pasado.

Así siente correr la vida,

con la presura de una cascada

y el miedo en la escarcha.

Deja un comentario