CAMINOS

Realmente amé,

dejé que siguiera camino,

aún sabiendo

que estela perdería.

Continúe el paso,

a sabiendas

de que nunca,

una intersección

encontraría.

Y al llegar

al final del camino,

giré y su rostro

entre la gente

encontré.

Sorprendido azar,

abandonó idea,

viró su mirada,

y el nada de nuevo

aparecía ante mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s