JOCOSO SONETO

Más allá de aquella torpe memoria,
se desvanecen promiscuos recuerdos
¡si serán descarados los muy lerdos!
que no me dejan bajar de tu noria.

Otra vez repites la misma historia,
por el camino hallaste muchos cerdos
discutían ¡no llegaban a acuerdos!,
tu presencia llegó sin moratoria.

Amor mío¿ acaso ves mi ceguera?,
¡y tomarme el pelo con tal certeza!
¿camino abajo de la ardiente hoguera?.

No se hable más saca vena rumbera ,
del cerdo que algún día descabeza,
con su mentira a la espalda huyera .

2 comentarios

Deja un comentario