DÍA DE DESCANSO

Aire puro se precipita por el cuerpo, el orgasmo de la vida se desliza por cada poro de su piel, busca la roca donde apoyar sus ganas y escala con la ansía de un niño cada escalera improvisada.

El sol vuelve a relucir una mañana de Domingo, las huellas regresan sobre la seca tierra de aquellos ojos. Cierra la luz y deja pasar los rayos sobre párpados cerrados, para así poder contemplar lo que máscaras sienten bajo abrazo de lo imposible.

La soledad, gran amiga, para sentir el mundo que gira a su alrededor, coje una servilleta y la impregna de tinta comprada a saldo de dudas.

Ducha un nuevo día y comienza a caminar, una vez más, el día le guía, las fotocopias se difuminan en corazones engañados.

Retoma el paso apresurado volviendo lento caminar cuando al mediodía rezuman sus campanas en lejana sintonía.

Las risas regresan del baúl de los recuerdos buscando lugar borrado por el tiempo, las manos que robaron sus comisuras se anulan en las pulseras de falacias sin compás en alteradas sílabas.

Y la noche regresa con sus galas envuelven lo más preciado del día, duermen en armonía soñando, quizás, algún día volver a recobrar su felicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s