ESCONDITE

Escondida en su coche,

recoje perdones,

recordando sonrisa

oculta tras vergüenza.

Captando de nuevo

pasillo vacío de voces,

el instante de barullo

conexiones nacían.

La música sonaba

no recuerda melodía,

quizás la atención

desviaba su arte.

El mar se alejaba,

la acera todo tomó,

y los lamentos no sirven

cuando los focos se apagan,

y el silencio de nuevo,

aparece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s