QUERER

Cierro los ojos,

leo entre las líneas del sol,

deslizantes destellos

sobre tus labios.

Y yo sedienta de vida,

deseando que la luna

sea fiel testigo,

de cómo sacio tus ganas,

en un sólo verso.

Deja un comentario