EL CONTRATO

Hoy he encontrado un cuaderno y el dolor se paseaba por sus entrañas. No era buscado, sin embargo, quiso regresar del pasado, entrecortando su voz en cada sílaba rememorada. Hoy buscaba y me encontré con el pasado, lloré, tanto dolor debía ser prohibido de ser recordado. Nada fue justificado, ellas ocultaron, pero la vida no perdona y acaba siempre por pasar pesada factura. Sinceramente mejor no haber buscado, aunque fuera un simple contrato.

Deja un comentario