SENTIR FEMENINO

Sentir el viento en la mejilla,

rota por cansancio

cómo espuma que cae

sobre una mirada.

Girar la roca

posada en la orilla,

buscando ser rescatada

de la erosión en vida.

Dejando al sol

en tierna conversación,

punto de su alma

dibujando estela

con mucha calma.

Piensa en el futuro

y que el simple

hecho de ser mujer

es delito al nacer.

Deja un comentario