LA PARED

Sólo los ojos miraba,

el resto,

ventanas esquivaban,

escondiéndose en la magnitud

de lo gris,

historias en pared

sólo el reflejo

de lo que un día fueron

recuerdan su luz,

bajo las estrellas

repletas de incandescencia,

esperando en la ausencia

resucitar esplendor.

La luz del sol

apagó su calor

en la lentitud

de lo efímero.

Lo vanal quedó

sobre un frio muro,

lo importante

se desvaneció con ellos.

Foto y poema realizado

en el Musaeum en Gijón

29 Abril 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s