DEVOLUCIÓN MES ABRIL

Un día cualquiera,
quizás no lo era,
una noche como otra,
especial se mostró.

Puede ser que fuera
finales de Abril,
el año quizás par.

Y que ese día,
fuera poseído
por las prisas.

El sol se abría paso,
entre las espesas nubes
del horizonte lejano.

Ojos observaban,
tal belleza ante sí,
como si fuera
el primer amanecer
de sus vidas.

Abril, cedió el paso a Mayo,
un año más,
mientras esos ojos seguían,
observando el amanecer,
como si el tiempo
en un letargo cayeran.

(MIO CCI)

Deja un comentario