PACHAMAMA

En la Quebrada de Humahuaoa,

ronronea el jaguar

al morocho despistado,

busca asustar al rapaz,

desconocedor del amor

a Madre Tierra,

balas de miedo

recorrían su cuerpo,

en la ladera de

verde mirada.

Pachamama tomaba la voz

enfurecida como arma.

Tierra ganaba,

humano perdía,

tiempo sentenciaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s