SIGUE ADELANTE

Espuma se desliza por el agua,

chapotea la espera nerviosa,

se zambulle el globo en la niebla,

y de nuevo la red amenaza.

Esperanza asoma a sus ojos,

un no no es suficiente,

para deslizar por el desván,

el recuerdo de un final.

Un final inexistente,

porque después de caer,

lo más dulce y valioso

es volverse a levantar,

eso sí,

con cabeza bien alta.

Deja un comentario