DESPERTAR EN MAYO

Si pudiera caminar sin mirar,

otros pasos guiarían,

pues la ceguera de la ausencia,

es mayor castigo

que cualquier venda.

No piensa en el futuro,

sólo en aguantar un día más,

y como hormiga

su paso no quebrar.

Afuera el viento,

golpea su ventana,

la lluvia moja

aquella azul mirada.

Y los recuerdos vuelan

sobre la cornisa del tiempo,

mostrando el reflejo,

de lo tristemente esfumado.

Una sonrisa asoma,

abre la contraventana,

muestra todo su poder,

con la fuerza de su luz.

Y lo golpes despiertan,

quejas continúan,

la paz se interrumpe,

la realidad regresa.

El mundo humano despierta.

Deja un comentario