LADO OSCURO

Mis pasos caminan hacia adelante,

se paran ante la ribera del río

olvidado y escondido,

tras ordenadas arboledas.

Dirijo mi rostro,

hacia el mundo escondido,

donde la comida se oculta,

y la ropa cubre restos de la noche.

Siento la humedad del cobijo,

imagino al animal invernando,

no en cuevas,

bajo puentes.

Y la ciudad ignora vidas,

escondidas en parques,

revisando basura,

con huesos quebrados.

Bienvenidxs a la civilización,

allí dónde si tienes suerte,

vivirás bajo techo

y con el plato lleno.

Ponte a rezar al cielo,

que nada cambie,

y entonces el puente

sea la opción,

mientras el ser humano

sigue caminando,

y su cara girando.

Deja un comentario