SI SUPIERAS …

Si supieras que tengo ojos dónde crees que tengo espalda, no espiarias detrás de las cortinas, ni venderías al diablo caprichoso lo más valioso.

Si hubiera lectura del tiempo acortado entre abrazos, mientras la lluvia mojaba la mirada del deseo perdido en el tiempo, hubieras tus letras borrado.

Si entendieras que no hay mejor perdón que el que ejerces cuando restauras lo destruido y que las palabras vuelan con la brisa del pensamiento …

Si acaso, algún día, te dieras cuenta de que sólo el Otoño se acordará de nosotros, cuando las hojas una y otra vez toquen el suelo con su rigidez.

Quizás sólo entonces, puedas comprender, que una vez fue suficiente para conocer sin explicar, atravesando más allá del alma del reflejo, ese, el que ahora se pierde entre el gentío de lo superficial y banal.

Cabe la posibilidad de que el amor mintiera en las ramas desvanecidas de la estación perdida y todo fuera un sueño, tornando pesadilla al despertar y sólo el vacío acariciar.

Todo es y nada es, lo cierto es que los años caen sobre la alfombra, ésta soporta cada vez menos su peso y se queja arrugando su canosa tela.

Las explicaciones siguen ausentes de la orilla del mar que un día nos vio amar y sólo él sabe, lo que sus olas vieron bajo las estrellas que iluminaban aquella mojada orilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s