MIRA, RÁFAGAS

Mira lejanía mientras la lluvia moja las últimas hojas secas, las retrasadas en perderse viendo como su cuerpo se mezcla con los inicios.

Mira y observa cielo nublado como si quisiera ocultar lo más preciado de la noche, para negar respirar.

Mira el techo y ve los cuadros del pasado, todos fuera de su vida, dentro sin quererlo.

Mira almohada donde mece sueño, mullida y gastada cansada de eterna espera de algo que nunca llegó ni llegará.

Mira, nada, sólo letras pariendo de sus dedos, flechas puntiagudas esperando diana sin regreso.

Mira dentro del alma, reflejos de ráfagas de vida donde un día un volcán manaba.

Deja un comentario