SILENCIO

Calla el teclado después de la última voz, silencio en el silencio más allá de lo eterno, resistiendo los carros volátiles rugir motores a los lejos, donde nadie los verá. Ese aroma, regresa de nuevo, se cuela en mi silencio, me envuelve en su recuerdo, mientras ese molesto sonido regresa, interrumpe, invita a mi cuerpo a levantarse de esta paz. Y gana la partida, el baile comienza.

Deja un comentario