MONET

Se desvía el tiempo del reloj, coge el camino más corto para recoger las semillas de un tic tac tembloroso. Caminan las agujas por la senda, sin encontrar reposo, más allá de la lejana perspectiva de los miles de colores. Distorsionando la realidad en cada trazo intencionado, dejando los minutos correr por su lienzo, mientras las hojas toman los segundos en un solo momento, escondidas en el tono más recóndito, oculto entre la maleza de la simpleza, vista desde una perspectiva ignorante me zambulló entre la presbicia de quien ve la vida con otros ojos, cansados, no por el paso de las miradas sino por el dolor de lo que un día conocieron. Cicatriza cada rasguño del alma que corretea con este astuto tiempo entre pinceladas cortas y cargadas de sentimiento.

Deja un comentario