EL PRECIO

Es un cero a la izquierda buscando la cima que le acompañe en una enumeración infinita directa a la luna.

El vacío de una taza de café cuando ya no queda ni rastro de la nata deslizándose por los labios.

Eterno silencio en la casa, buscando el alboroto perdido de la incomunicación más letal en el vacío de aisladas palabras.

Impoluto delincuente oculto tras la cortesía y apariencia, resguardando lo que un día en el pasado corrompió en nombre del recuerdo.

Es lo inoportuno siempre.

Ahora vaga por el mundo con lo que nunca quiso tener, transformando el objeto en el reflejo de lo perdido, cerrando la mirada a la deslealtad en una sala sudada de envidia, mientras los carros de aromas atraviesan la realidad.

Paga por la muerte cuando perdió vida, paga por la mentira cuando tenía verdad, paga por plástico cuando desmerecio carne, paga por apariencia cuando tenía realidad.

Obviar lo justo, salió bien caro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s