ATRAPALO

Cogelo, agarralo y echa a correr,

que nadie te vea la cara

cuando huyes sin remedio

de los abrazos perdidos.

Desazte de todas las pruebas,

hacian participe

agazapado momento.

Que nadie sepa, a nadie importa

que nada se haya enamorado de

todo, y que no le atañe que no

tenga nada de todo.

Oculta tu mirada, no levantes la

vista, que no murmullen los faltos

de vida ante dos corazones repletos

de nada.

Atrápalo, ese instante en que el nada

todo contó y el todo agachó la cabeza

y calló. Esta es su historia, sin

apellidos, saben de sobra que los

muchos tuvieron la culpa con sus

voces al cielo, al delatar por boca de

todo lo nada en su alma.

Ahora se ven, uno por cada

lado, ausentes, sin atreverse a mirarse

al nada del todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s