LEJANÍA

Cielo volador,

sombras con viento

en tu estela llevas.

Resplandor en tejados,

señalan camino

tantas veces errado,

algunas escondido.

Sometedores

de dulzura,

bolsos repletos

de golosinas.

El oxigeno despierta

la sombra del paso,

siempre estornudando

con prisas en talones.

Ruedas corren

en asfalto derretido,

pegando sus huellas

de ausencias dado.

Gira y gira la vida

entre miradas

algunas cubiertas.

Y las hojas siguen

zarandeando el envés,

de realidad,

pobreza sin vacaciones.

Cuatro patas

viven en la felicidad,

de ser sometidos

y guardar fidelidad.

Perros como personas,

personas como perros

y en el parque

los mira a lo lejos,

subida a eterna soledad,

donde siempre ha morado

desde tierna edad.

Mece la vida la niña,

columpios vacíos esperan,

lo único que se pueden permitir,

el parque de mi barrio.

Donde todo se compartía,

hasta las miserias vividas,

grandes jugaban,

balones volaban

en pequeños vivían.

Hoy siguen aquí,

respirando

precaria vida,

en los mismos árboles,

con la misma sonrisa.

Pobres pero ricos,

ricos pobres,

vida en el parque

el de la Urgisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s