LIBERTAD

Tuve un sueño,

se llamaba libertad,

no había que poseer

para amar,

ni ser superior

para parecer.

Tuve un sueño,

se llamaba libertad,

sin precio,

no entendía de tasa.

Tuve un sueño,

se llamaba libertad,

y lo encontré,

en la soledad,

cuando agonizaba

entre sus garras.

Y grité su nombre,

en el último suspiro,

la telaraña se rompió,

pero ya era,

demasiado tarde.

La libertad conmigo

se murió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s