EL PAÍS DE LOS SUEÑOS

El pasado siempre regresa ocultado bajo los ojos del búho, ¡tan equivocada estaba la araña cuando pensaba que en su pequeña telaraña todo era de cuento de hadas!, pobrecita con sus patitas que va caminando y la mentira va tejiendo para atrapar un sueño. ¡Espérame! dice la imprudente dama, sólo quiero contigo hablar, y la pobre víctima se queda a escuchar mientras la araña con su veneno se acerca sin temblar, más cuando cerca estuvo … la mantis de un bocado se la comió. Ahora sólo queda una telaraña, vacía y sin vida, igual que corazones cuando descubren que existen pasados que sólo existieron en el País de los Sueños.

Deja un comentario