MIRADAS

Jamás leerás ni escribirás lo que un día intenté enseñarte. No dirás que quieres ni te enfadaras con tu sangre. El destino decidió por tí y ahora, sólo quedan miradas.

Dedicado a V.M.C.G

Deja un comentario