ASCENSO

Sigilosa con mente

concentrada en cada paso,

estudio cada curvatura

de su cuerpo

ladera deslizando,

la agarró por cuatro puntos,

como si la vida

dependiera

de su piel tersa,

y es que

así es,

mujer y naturaleza,

comparten pasiones,

el amor a sus ventanas

y la fragilidad de cinturas.

Subo una vez más,

todo lo humano

queda abajo,

la razón

piensa cada movimiento,

roca a roca,

callejea por su lomo,

y la paz

cuando llegas a su cumbre,

desvanece la oscuridad.

Deja un comentario