QUE NO

Que no necesito que nadie me bendiga, ni me sujete del brazo, ni me cante una canción. No necesito gustar, ni disgustar, ni monedero, ni iglesia, ni doctrina. Cuando respiro el aire que me rodea, escucho la canción de la vida y la sonrisa de la niñez corretear por la pradera, entonces … lo tengo todo, aunque mi bolsillo se llene de telarañas, la gente olvide mis palabras y el viento despeine la mirada. Que no necesito un chuletón, ni la mejor de las ensaladas, ni ropa de marca para ser yo. Carezco de apariencia y siempre soy lo que soy, no necesito hablar bajo para resultar amable, ni callar para dar la razón, no necesito a nadie que me complique la vida, porque vida, sólo tengo una. No necesito amor a cambio de, ni besos lavados detrás de la espalda. Todo lo que necesito está dentro de mi corazón, y lo que no está, sólo fue pura necesidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s