EL DESCUENTO

Mi girasol

está enamorado,

sigue su estela

desde el amanecer

al ocaso,

apenas come

sacia su sed

cuando Apolo

luz esconde.

Esta mañana,

amarilla corona

tono oscurecía.

Regué su alma,

con la delicadeza

de los suaves rayos.

Calenté su corazón,

para así

sentir su latido

desde alta cumbre.

Nada pude hacer,

cansada de seguir

el esplendor

iluminando aquel rostro,

se dejó arrastrar

con las hojas

por melódico Otoño,

y en la última caída,

dejo morir su tallo.

Sus semillas lloran,

secan cordón umbilical,

para convertirse

en nuevas amantes,

sin entender que,

el tiempo de luz

ya comenzó

a extinguirse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s