VIVE ESENCIA

Ahora entiendo, dejo encorvar la fluidez de la palabra para darle libertad en movimiento, desbordada por la sencillez de cada verso, volando sin métrica ni destino guiado. Dejo mi mano fluir con la gravedad del teclado, la dejo ir, apartada de la insultante lejanía de la perfección. Elevo mi cuerpo sobre el aire que le hace latir, y dejo a los brazos planear para luego posar sus alas sobre el cristal, el que separa la rigidez y monótono sonido de un alma encerrada que grita expresar. Esencia oculta tras cada restricción, indomable refugio de las noches en silencio, fuego que arde en mi cuerpo buscando el tiempo robado. Recorre todos los tejados, déjate despeinar por los cuatro vientos, calienta piel en el sol que abraza cuerpo. No sucumbas a lo normal, a lo establecido, a lo muerto.

¡Vive! esencia mía.

Deja un comentario