EL RECUERDO

Sentir en la mirada

otra vez alma arder,

gozando de última gota,

cayendo por delicada comisura.

Oler aroma

de vida consumiendo,

bajo abrasadora

llama en el intento.

La decepción de la madurez,

cuenta su historia,

otra más

en lista de espera.

Moja la espalda

escurridiza niñez,

para refrescar

demostrada ingravidez.

Desde la cumbre,

todo se ve oscilar,

nada es eterno

en agotado tiempo.

No importa,

los instantes vuelan

perdurando

en aquel recuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s