PARAÍSO

En el verano olvidado, se zambulle Agosto enturbiado esperanzado en el silencio acostado. La almohada se pierde en busca de la cabeza deseada, reposando frente a una revoltosa chimenea buscando el fuego del pasado. Las paredes cuentan los días percibiendo vidas escondidas tras las corazas del viento. Al amanecer, el camino muestra la cara de la vida más amable sumida en la niebla que se entremezcla con el ramaje. Secas aparecen ante la mirada, las hierbas del pasado, húmedas muestran las rocas del futuro que esperan en el viaje. Si has empezado a sentir su acaricia, espera a que el oleaje se haga más brusco y muestre la realidad de los pasos pendientes de dar, entonces entenderás esas palabras ancestrales narrando lo que el futuro albergaba. Y en este momento todo encaja en cada sílaba y mi entender se desplaza por las maderas de mi ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s