LA FILA DEL DERECHO

La casa en la calle por buscar una educación supuestamente gratuita y muchas veces olvidada. En el bordillo de la acera esperan las expectativas mientras las dudas se sientan en una precaria silla de camping, algunxs duermen sobre la acera para evitar dormir eternamente en ella, sentir el frío asfalto sobre su piel les hace más fuertes para luchar. Las sombras se pierden en el silencio de una larga fila que da la vuelta a la vida, delante del símbolo de la gran potencia ellos ven su insignificancia. Roma también espera, como un día lo hizo bajo las lejanas fuentes dónde los pájaros lavan su cara cada madrugada y los murmuros de la espera entretienen aburrimiento. Hoy todxs ellxs son mis héroes y heroinas, aquellxs que esta noche duermen en busca de ese sueño perdido.

Deja un comentario