MIRADA A LA LUNA

Mira el escaparate vacío de pasado, descubriendo el resquicio de una pieza de puzzle rota, aquella que debería haber encajado en su perfecto mundo, dónde todo era posible y la posibilidad eterna. Así su mísera vida podría ser la soñada, la tatuada en etiqueta infantil desde la cuna, sin querer darse cuenta de que la etiqueta estaba roída y los efectos secundarios borrados. Desde entonces sólo mira el reflejo de la luna en el rulo de la esperanza, como si el poder corrompiera su peine y lo transformara en una maza de plastilina barata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s