UN DÍA CUALQUIERA

He danzado en el agua con el alma repleta de espuma, bailando la danza de las sirenas entre sus brazos. Duermo bajo las estrellas sin pensar en el mañana, y cierno mis caderas a la calidez de sus aguas. Mañana será otro día, el hoy es pasado y mi amor duerme a salvo.

Deja un comentario