CONFESIÓN

Por qué yo,

qué delito he cometido,

más que disfrutar

de la vida.

Por qué a mí,

ignorante

de señales ocultas

con ánimo

de multar osadía.

Por qué no a él,

observa el mundo

a sus pies,

sin respetar vida.

Desnuda le entregué

mi amor,

por qué,

siempre

prima

egoísmo

y nos roban

derechos

defecados

en el tiempo.

Señor agente,

yo sólo quería vivir

y tan caro

me ha costado …

Deja un comentario