LA RISA DEL TIEMPO

Miro a la vejez del tiempo,

mientras se toma un café,

entretiene segundos

en observar el mundo.

En lo alto mira,

con silencio senil,

pleno conocimiento,

de lo que queda

por esperar.

Analizando cada paso,

cada huella,

cada derrape,

añorando ausente cénit.

Me alejo del presente

para verla

parada y estática,

en la cima de la sabiduría,

no importa caída.

Tantas veces

se ha caído por el barranco

de las banalidades,

y ha trepado con ellas

agarrando sus tobillos,

que ahora

poco le importa.

Sólo otea,

sabe

qué

tu

tiempo

llegará.

Sonríe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s