LA ESPERA

Se escapaba entre la maleza,

de aquel húmedo patio,

escalaba las escaleras

hacia la libertad.

A la tarde regresaba

sobre sus pasos,

y se escondía

en la oscuridad.

Nadie supo

cuando sus alas

desplegó,

en la opaca jaula

el silencio le esperó.

Deja un comentario