EL RECUERDO NO SABE

No sabe si este Otoño,

le agarrará suavemente

con sus hojas,

descendiendo con armonía

en albedrío de pasos,

pasos que corren

como si el Invierno

apresurara voces,

voces que rechinan

en el eco de la lluvia,

mojando sin memoria,

espaldas desnudas.

No sabe si aquella manta

espera con sus brazos,

resguardando aquel frío,

ese que nunca se va

cuando la puerta se cierra

y el silencio la recuerda

en cada portazo al corazón.

No sabe si mañana

su latido seguirá melodía,

ni si el día en alegría

le pensara deprisa,

tal como ahora

el murmullo del mar

recuerda sin maldad.

Decidió silenciar

y seguir camino,

sin piedra en su paso,

aunque esta piedra

ahora apenas le recuerda

detrás de una cerveza

en una mesa

espalda al mar.

Y sí, sigue con la misma canción,

esa que dejó a medias

entre sus besos

retirados al viento.

Es de noche

y ya no quiere seguir viendo

como la vida pasa

ya casi sin recuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s