VIEJA ATRACCIÓN

El beso más delicado,

posado sobre la comisura

de sus labios,

el desahucio del amor

en el amanecer,

con los rayos

en pequeños bolsillos,

el silencio

entre los dos,

y ver morir

una noche más

al ocaso sin piel.

La tormenta de un ciclón,

en la calma del tiempo,

las noches batiendo récords

de fingir acaricias,

escapar … de nuevo,

años de dudas

golpeando su puerta,

y un día el cierre,

no escuchó su voz

llamando desde el infinito,

o no la quiso escuchar,

sólo hojas cayendo

sobre el capó

de una huída,

¡esa vez era ella!.

Nunca volvío a verle,

se cansó de ir y venir

en una noria rota

de una vieja atracción .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s