EL BANCO

Esperan entre el final

de miles de sueños,

el desenlace

de toda una vida.

A su alrededor,

muerte,

presagio de ausencia

aveces sin clemencia.

Yo los miro

desde el cautiverio

de la madurez,

con la ternura

del desconocer.

Las hojas caen sobre ellos,

y mantienen el esplendor

en el Otoño reciente

cogidos de la mano.

En estos momentos,

la ternura

derrota mi coraza,

un vez más

siento el amor llegar.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s