EL BANCO

Esperan entre el final

de miles de sueños,

el desenlace

de toda una vida.

A su alrededor,

muerte,

presagio de ausencia

aveces sin clemencia.

Yo los miro

desde el cautiverio

de la madurez,

con la ternura

del desconocer.

Las hojas caen sobre ellos,

y mantienen el esplendor

en el Otoño reciente

cogidos de la mano.

En estos momentos,

la ternura

derrota mi coraza,

un vez más

siento el amor llegar.

2 comentarios

Deja un comentario