DISPENSARIO

Nervios silenciosos,

caminan por pasillos,

repletos de historias,

deambulando ausentes.

Salas sigilosas,

esperando mudas,

agotan minutos

en cosas mundanas .

Murmullos lejanos,

asoman nariz,

buscando respuestas

donde todo expatria.

Esperanzas se piensan,

noticias vuelan,

en la frialdad de muros

donde solo existen extraños.

Y espero en el Otoño

meciendo la silla,

mis hojas, siguen aquí

negándose a caer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s