DISPENSARIO

Nervios silenciosos,

caminan por pasillos,

repletos de historias,

deambulando ausentes.

Salas sigilosas,

esperando mudas,

agotan minutos

en cosas mundanas .

Murmullos lejanos,

asoman nariz,

buscando respuestas

donde todo expatria.

Esperanzas se piensan,

noticias vuelan,

en la frialdad de muros

donde solo existen extraños.

Y espero en el Otoño

meciendo la silla,

mis hojas, siguen aquí

negándose a caer.

Deja un comentario