EL BANCO

Viento susurra su nombre

entre las hojas

ceden paso

a nuevas victorias.

Las derrotas crujen su voz

bajo el paso de la vida

cerrando ciclos,

rompiendo armonía.

Fueron sin quererlo

la sombra de la ilusión,

mientras la muerte

y la vida

lanzan un pulso

a la agonía.

Ayer era verano,

y sin apenas vislumbrar

Otoño,

Invierno

alcanzó aquel sueño.

Ahora el viento

lo mira volar,

alejarse por el cielo

de una pequeña ciudad.

Entre jirones

de esperanzas

siente entre la madera,

lágrimas escapar.

Deja un comentario