DEMASIADO SENTIR

Demasiado cansada. Hoy mi pluma se ha secado, ha salido a la calle y miles de sonidos la atraparon, el violín me saludaba en la acera de la ilusión, el bebé lloraba sin consuelo en la esquina del capricho, la venta de lo poco salvado en un lugar escondido, el trapiche de los últimos yonkyes en busca de dosis servida a la carta, bajo la tinta, miles de pensamientos buscan silencio, entre susurro de conversaciones telefónicas oigo la vida correr resbaladiza sobre el mediodía. Aguanto las ganas de parar el tren y continúo entre el bullicio de un mundo que nunca se para, aunque tu parada esté programada. Siento que vuelvo a morir atrapada en la red que succiona poco a poco todo lo que resta en el fin de los tiempo del ser. Pienso lo doloroso de sentir todo lo que veo, haber abierto la caja de Pandora y ahora de repente desear cerrarla, ¿ quizás el tiempo ha pasado? y decida cortar el hilo que atrapa mi pluma y dejarla libre, ¿por qué? … a quién voy a engañar, dicen que nada es y quizás sea así para lo que son todo. Cierro mi libreta, levantó mi mirada y una lágrima cae sobre el acantilado de mi piel, creo que el ocaso ha comenzado y con él, un final ha sellado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s