DENTRO

Rompen mis ideas contra el mar,

retumban furiosas las sirenas,

enfadadas parecen estar,

por dejarme aplastar.

Me levanto de la resaca,

que me adentró dentro del mar,

quiero regresar a la orilla

remo y remo sin parar.

Más cuanto más remo,

más en el mar me adentro,

ellas me dan patadas

para que reaccione y nade.

De repente

cuando mi cuerpo se hundía,

quise ver su rostro,

sin ser.

¿Acaso era

lo que en el fondo

esperaba?,

nade hacia él.

Cuando acerqué

mi corazón,

vi mi reflejo,

huyendo de mí.

Entonces comprendí,

que el viento puede intentar,

pero la paz no reside en el mar,

sino en la orilla de tu alma.

En la Soledad se comprende que la paz sólo se puede encontrar dentro del ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s