CIERRA LOS OJOS

Brújula en mano,

ancla elevada,

y el tiempo

para dibujar

este cuento.

No hay clases,

sólo seres,

que manejan

el timón

con destino

cierto,

y camino

sin migas

de regreso.

Un puerto

con barcos

amarrados

a deudas

colgantes.

Soy lo pendiente,

en algún barco

sin rumbo

ni vertiente.

Me escondo en los quizás,

de lo que pudo ser

y nunca jamás sabré.

¿No me ves

si cierras los ojos?,

claro,

agarrada al acantilado

del olvido estaré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s