EL COSTE

Señales azotan mirada

en tiempo apurado,

de un comienzo

con parada en la vida

medida con color.

Normas con suela

de plástico,

contaminando el asfalto.

Gaviotas de metal

iluminan el lugar,

oxidan su estar

de tanto esperar.

Ruidos amanecen,

el cielo naranja

en la noche

ha volado,

ahora sólo queda

la silueta del daño.

Hace tiempo las estrellas

se largaron de esta ciudad,

y su brillo ocultaron

golpeando muros.

A la vida, le cuesta respirar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s