INFIEL

Supurando mi dorso,

camino bajo la niebla,

ondeando los brazos

buscando despacio.

Poco que ver

en corta distancia,

mucho que perder

en largo pensamiento.

La mañana transcurre

sin ritmo aparente,

más el tiempo se para

cuándo algo aparece.

La belleza atrajo

pequeña bestia,

que entre sus pétalos

néctar de vientre

buscaba.

Pequeña flor

nada contesta,

mira al cielo

y paciente espera.

¡Pesado insecto!,

desde paciencia

piensa …

¿acaso no tiene bastante

que de flor a flor

se surte

para tirar

mis semillas

por aire sin dueño?.

Pobre pequeña,

no es tu belleza

lo que le atrapa,

sino tu néctar,

ese que no ves

cuándo te miras al espejo

y que reluce

con los rayos del sol.

Cuándo se agote tu vino,

se irá a otra miel,

nunca fue

fiel

el insecto volador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s