BUFÓN

Y escucho el plagio

de la tiranía

apretando la mano

de quién un día,

sin dudarlo escupió.

Escondiendo la vergüenza

en un trozo de tela,

que ya sólo sirve

para atar plantas

antes de su muerte.

No fue mi intención,

ver más allá

de los que se pavonean

de grandes dotes

exiliadas

de grandes urbes.

No quise rechazar

todo lo que de ella

emanaba,

pero era contrario

a todo lo que abrazaba.

El tiempo me da la razón,

mientras caen cabezas

a su lento paso,

ante el pie

de una montaña

jamás conquistada.

Debí decirle al mundo,

que la codicia

no siempre se viste

de negro o blanco,

se mueve

de derecha-izquierda

de arriba-abajo.

Sus manos

no han conocido arado,

sólo hablan del pasado

y de la vida que jamás

nunca han llorado.

Así que quedan

ustedes avisados,

la dama con comedia

como araña

siempre atrapa

al que quiere atrapar

y se deja arrollar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s