ARAÑA

Araña busca tela

abandonada

en la mañana,

para esconder cuerpo.

Mano visible

repleta de miedo,

la destruyó y con ello

llevó sustento.

Llora

por las esquinas,

buscando lo usurpado

por grandes cuerpos.

Espera en su esquina,

y al día siguiente,

vuelve a reconstruir

su vida.

Una y otra vez,

manos quieren arrancar

su piel,

y ella que lo sabe,

tiene miles de telarañas

guardadas

para cuándo

el miedo regrese.

Deja un comentario