IDEALES

Se me caen los ideales,

uno tras otro,

se ponen en fila

y van deslizándose

por el acantilado

de mi orilla.

Se agarran a mi piel,

e intentan trepar

hasta mi garganta,

una ola llega

y de nuevo los lanza.

Pocos me quedan,

y mi pecho

se queja.

Quizás alguno escondido

en algún

olvidado bolsillo.

Como la amistad

con cuentagotas

regresan

de la profundidad.

Otros

han sobrevivido

a la inmensa

maldad.

Pero ninguno

han conseguido

alcanzar la paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s